Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

19.06.15 | Reseña del show de Johnny Marr en Argentina (17/6/15) – experiencia 3D

NOS ESTA HACIENDO UN SOLO EN LA CARA
Por Maia Triñanes (*)

Foto exclusiva del soundcheck horas antes del show

Pasaron exactamente 440 días para volver a ver a una de las leyendas vivas del rock británico soleando en el escenario de Niceto Club.
Fue un año y menos de dos meses -para cualquier fan de The Cure que esperó 25 años, este tiempo es una burla, casi un vuelto. Sin embargo, para los asiduos escuchas de The Smiths y los nuevos viejos seguidores de los arpegios de Johnny Marr, cuando aquel 3 de abril de 2014 el showman dijo “nos vemos el año que viene” realmente se deseaba que esa frase fuera realidad y no una promesa incumplida de una estrella de rock.
El Candidato, Johnny Marr, promete y cumple. Es así que el pasado miércoles 17 de junio casi 1500 personas agolpadas en el cálido Niceto Club, pudieron rememorar y revivir, tal vez uno de los mejores shows del año pasado; mientras que otras tantas se extasiaron al ver por primera vez a un verdadero rockstar de la vieja escuela.

El show comenzó apenas pasadas las 21hs -puntualisimo decía la invitación al evento. Los músicos -en un elegante sport- preludiaron  la salida de Marr. Él salió al escenario con su clásico uniforme, saco con pins y camisa (roja en este caso); la elegancia es parte de su esencia, de su sex-appeal.
Los tres primeros temas fueron, en orden: Playland (tema que da nombre a su segundo y reciente disco solista), Panic -uno de los clásicos más clásicos de The Smiths- y The Right Thing Right, track que forma parte de su primer álbum en solitario. Con el diario del lunes, podríamos decir que esos tres temas marcarían el esquema de todo el show; un repaso general de su carrera, mucha reminiscencia mancuniana y la lógica presentación de sus últimas canciones.
En línea con el random elegido, siguieron temas como Easy Money, 25 Hours y New Town Velocity.
Con un mayoritario público afecto a temas smithnianos, enfervorizado ya desde el arranque con Panic (tal vez brutalmente efusivo); la llegada de los riffs de The Headmaster Ritual no hicieron más que arrojar el combustible necesario para que todo Niceto explotara en pedazos. La hinchada argentina apareció y se hizo escuchar al grito de “olé olé olé Johnny Johnny”
Imposible calmar a las fieras, menos aun con Back In The Box el estridente tema que da inicio a PLAYLAND, aunque desconocido por la masa popular, su fuerza mantuvo la excitación reinante. El genius Marr hizo uso y abuso de su perfecto estado físico, sinfín de brincos que detentan cercanía a una generación post treinta, más que a una que supera los 50.
The Messenger y Generate! Generate! promediaron la noche de rock. De estos dos nuevos clásicos, Johnny saltó sin anestesia al más festejado, al clásico de The Smiths que mejor le queda Bigmouth Strikes Again; tema que un día antes cumplió 29 años (primer single de THE QUEEN IS DEAD -disco editado exactamente un 16 de junio de 1986).
De la nostalgia pasamos sin más a otro single, uno del siglo XXI, uno que aun está en proceso de nacimiento: Candidate, el que será en pocos días el nuevo simple de PLAYLAND y del cual horas antes pudimos conocer el videoclip que le dio vida visual a una melodía amable y delicada.
La lista de temas oficial terminó con dos infaltables de los shows de Marr: Getting Away With It (EL TEMA de Electronic) y There Is A Light That Never Goes Out.
El encore fue con yapa, el mejor final para una noche que ya no podía ser más electrizante. En orden: Stop Me… (Detenme…si crees que has escuchado esto antes) el aplastamiento popular y los brazos en alto lo eran todo abajo del escenario; en la misma línea frenética continuó Upstarts.
El cierre fue una exquisitez interpretativa, adicionado por la emoción de escuchar dos canciones que formaron parte de la vida de muchos de los asistentes: I Feel You, el reciente cover y casi homenaje a Depeche Mode, una versión rocker con sello indiscutido Marr. Para culminar con un momento así, culmine: How Soon Is Now?, una daga en el corazón, un brote de sentimientos, un tema que jamás nadie podrá plasmar como Johnny Marr lo hace; esos acordes, ese sonido de las cuerdas que en ninguna otra guitarra sonarán igual. Ese fue el final y no sé si alguien pidió mas, es que no había nada más para pedir.


Johnny Marr es sobre el escenario mucho más que un artista, es mucho más que un guitarrista con estilo único; Johnny Marr arriba del escenario debe ser el hombre más feliz de la tierra. En su rostro se dibuja el disfrute en su máxima expresión, sus muecas, sus poses, sus miradas cómplices, la interacción con el público.
En medio del show un amigo arrojó la frase “¿te das cuenta que nos está haciendo un solo en la cara?” y nada más cierto que eso; cuando ves a Johnny Fucking Marr arriba del escenario crees que está tocando solo para vos, que te mira fijo, que te regala toda su magia. Todo eso y más fue parte del combo del que pudimos ser espectadores una vez más el pasado miércoles en Niceto.
Y una vez más, Johnny Marr prometió volver, así que solo nos queda esperarlo.




(*) Periodista y conductora del programa radial PANIC (www.facebook.com/panicmdr), que se emite los domingos de 20 a 22 hs (-3GMT) a través de Mainstream digital radio (http://mdronline.com.ar).