Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

17.10.16 | Reseña de UNTYPICAL PARTY 2016: fiesta The Smiths y Morrissey en Bs. As. (8/10/16)


Lo veníamos anunciando hace meses y finalmente ocurrió. El sábado 8 de octubre se realizó la UNTYPICAL PARTY edición 2016 en “La Cigale bar”, en el corazón de la ciudad de Buenos Aires, un lugar que tiene historia propia y marca Mozera, desde diciembre del año pasado cuando realizamos el after show de Morrissey (¡cómo no recordarlo!). 

Con el espíritu intacto de hacer una fiesta por y para fans, la entrada fue libre y gratuita. En esta oportunidad, la organización fue conjunta con los amigos de Undernautas. Toda la producción y dedicación tuvo sus frutos cuando pasada la medianoche el lugar estaba colmado de gente, cerca de 200 personas asistieron a la que fue nuestra primera propuesta atípica, tal y como la soñamos. 

Con esta fiesta -el encuentro tuvo de todo- despertamos todos los sentidos: visual, emitiendo proyecciones de dos talentosas artistas argentinas (Juliana Rodriguez y Sabrina Moff), quienes aportaron sus hermosos dibujos de Morrissey, más un mix de fotos del mítico Salford Lads Club de Manchester y varias  más para el recuerdo, de la última gira Sudamericana de Morrissey; y auditiva, por supuesto, con la selección musical de un servidor, y el preciso criterio del DJ residente Digitalsónico. La música no estuvo sola. Se proyectó también, para la sorpresa de los asistentes, un DVD inédito de The Smiths que hizo un poco del preludio para lo que iba a venir... los shows en vivo.


La primera vez que realizamos esta fiesta en La Cigale no hubo tiempo de convocar bandas, no pensamos en artistas en vivo, pero siempre los soñamos para esta edición. Resulta difícil encontrar artistas que sientan esa camiseta como para decidir subirse a un escenario solo por el hecho de transmitir, sin pedir nada a cambio más que ser escuchados. Por suerte, encontramos en el camino grandes personas dispuestas a eso y así pudimos planear y llevar a la realidad esta Untypical #2016 con shows en vivo. 


Pasada la medianoche se subió al escenario primero el carismático Hernán Cass -cantante de varias bandas como Los Jamiltons y Frizzbit, entre otras- quien aportó su voz, acompañado por una guitarra criolla, primero en las manos de Damián Pujolar (integrante de Los Esmiders) interpretando Everyday Is Like Sunday y luego por mí, que hice de compañía en las seis cuerdas en Certain People I Know y Disappointed. Eso fue el aperitivo de la noche, porque con mucha intriga de lo que veríamos, con las ansias y la incertidumbre de lo nuevo, pocos minutos después subieron al escenario Los Esmiders; el plato principal se sirvió con una obertura de Prokofiev, una intro de show dramática que cargó aún más de tensión al público presente.


En este esperado show debut, Los Esmiders deslumbraron con un set demoledor de 12 canciones de The Smiths, abriendo con What Difference Does It Make?, repasando clásicos como This Charming Man How Soon Is Now? y cerrando con la majestuosa The Headmaster Ritual. ¿Bises? ¡Ninguno! La banda se descolgó los instrumentos y se fue, leales al estilo que ellos quieren marcar; porque Los Esmiders no quieren ser “la copia de”, quieren ser la banda que cuente con sello personal en vivo lo que muchas generaciones no pudimos ver.



Hemos de destacar, como oyentes exigentes la fidelidad del sonido de este cuarteto del sur de Gran Buenos Aires con los originales mancunianos, en cuanto a objetividad sonora los chicos realmente dan escalofríos. Fueron muchas las voces que gritaron “suenan igual” o “¡¡¡son los Smiths de Argentina!!!” (a pesar de que ellos se sonrojen o no se hagan cargo de semejante halago). Alguien dijo “El sur es el Manchester de Buenos Aires”, creo que quedó claramente demostrado en esos 50 minutos de música a secas. Está claro que nadie va a igualar a los Smiths pero esta banda promete, como dije en algún post “The Smiths no van a volver, pero nos quedan Los Esmiders”, y dejaron a todos con ganas de más.


Finalizaron los espectáculos y la gente aún estaba digiriendo esa patada de show que le dieron Los Esmiders. Desde la organización preparamos y pusimos en pantalla gigante un regalo que llenó de felicidad y emoción a todos los presentes: un saludo exclusivo realizado por Gustavo Manzur y Mando Lopez (dos de los actuales miembros de la banda de Morrissey), quienes desde Japón enviaron cariño y buenos deseos a los “Mozeños”. Les recuerdo que Gustavo y Mando fueron invitados a la fiesta after show del año pasado, así que ambos se quedaron con ganas de estar en ésta, compartiendo con todos. 

El momento emotivo lo descomprimimos con sorteos: remeras (cortesía de BairesCity), CD's y DVD's, copias impresas del fanzine Typical Moz, vasos y tazas (cortesía de Transmisión), y hasta un pedazo de una camisa que usó Morrissey en el segundo show en Chile 2015 -A los chicos que se la ganaron, SÍ, ES CAMISA DE MOZ.


El final, o mejor dicho, la continuación de una fiesta que convirtió al sábado en una larga noche, siguió con más videos, canciones y un excelente mix a cargo de DJ Digitalsónico (este DJ sí que sabe enganchar temas, Don´t hang de dj). Nadie quería irse, todos fueron por más bebida y continuaron bailando hasta aproximadamente las 4/4.30 am. 

¿Qué puedo decir yo? ¿Qué podemos decir quienes organizamos esta fiesta? La pensamos, ideamos y llevamos a cabo casi como un sueño personal desde hace un largo tiempo y superó todas las expectativas. El ambiente fue estupendo, y se notó que todos la pasaron muy bien quedando super conformes y contentos por una fiesta diferente y atípica. Con ese envión anímico ya estamos preparando la primera del 2017 (porque habrá muchas). Los Esmiders ya están confirmados... ¿vienen?

¡HASTA LA PRÓXIMA!

Reseña por Ale Kapacevich
Fotos por Maia Triñanes
Videos por Ceci Gómez Kapacevich