Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrevistas exclusivas: Gustavo Manzur


Manzur es un músico realmente talentoso (toca instrumentos de cuerda, viento, teclados y percusión), pero también es un ser humano extraordinario, sencillo y humilde. Siempre bien predispuesto y con excelente humor, supo ganarse merecidamente su lugar en la banda de Morrissey. Pero atención, porque su tarea no está limitada a la de multi-instrumentista, sino que además compone grandes canciones. Escuchen “Neal Cassady Drops Dead”, “Earth Is The Loneliest Planet” y” One Of Our Own” y entenderán que en cada una de éstas hay variedad estilística, color y mucho sabor latino. Claro, esto último lo lleva en la sangre con pasión. Para los fans Sudamericanos es un orgullo que una parte de nuestra cultura esté representada en la música de un artista único e irrepetible. Me olvidaba aclarar que Gus canta muy bien y su timbre vocal es reconocible con frases en español en “World Peace Is None Of Your Business” (“Paz mundial, es asunto que no te concierne”) y “Kiss Me A Lot” (“Bésame mucho, bésame”).

Morrissey necesitaba reinventarse en su décimo álbum de estudio, y vaya que lo ha conseguido con resultados más que satisfactorios. Indudablemente, el Sr. Gustavo Manzur jugó un rol fundamental en este nuevo sonido, en esta etapa “latina” del mancuniano más famoso del mundo. Y por eso, para mí, es un enorme placer haber hablado con él para que todos conozcan un poco más sobre sus orígenes, su formación musical y gustos, su trabajo con Moz en las giras y en WORLD PEACE IS NONE OF YOUR BUSINESS.

ENTREVISTA EXCLUSIVA 
por Alejandro Kapacevich

Francia:
sesión de fotos para WORLD PEACE

Tus padres son de Colombia pero naciste en Estados Unidos y actualmente vives allí. ¿Esto es cierto? Contame un poco sobre tus raíces Sudamericanas.

Así es. Mi mamá es de Quito, Ecuador y mi papá de Cartagena de Indias, Colombia. Yo vivo en Austin, Texas con mi familia. Mis padres también viven ahí, así que esas raíces Sudamericanas me siguen de cerca por donde voy. Es una bendición honestamente, porque la influencia latina es muy poderosa en lo que se refiere a la música. Crecí rodeado de ella por donde iba. En la casa, en el automóvil, hasta en la cuna, porque mis padres sabían la importancia de la música en mi vida y en la de mi hermana. Mis padres son músicos de corazón y a pesar de sus talentos, nunca se dedicaron esencialmente a ello. Sin embargo, mi hermana y yo crecimos en ese ambiente musical, especialmente música folklórica latinoamericana. Mi padre es autodidacta, ya que aprendió solo a tocar la guitarra y el piano. Mi madre también toca un poco la guitarra pero su fuerte es el canto. Increíblemente, su mayor inspiración es la música argentina y su especialidad, los tangos y sambas.

Pasaba los veranos en Colombia y Ecuador aprendiendo la cultura y conociendo mis raíces cada vez más y más, y me enamoré de todo lo que tenía que ver con la cultura latina. La música, la comida, pues todo…la vida latina, la energía, me fascinó. Crecí jugando fútbol y béisbol y terminé jugando fútbol americano por cuatro años. Heredé de mis papás la parte atlética así como también la musical. Así que, mejor dicho, era un niño súper ocupado con campeonatos y recitales cada fin de semana. Todo bajo un techo lleno de música, deporte y enseñanzas latinas combinado con la parte académica que fue americana. Y como crecí en medio de las dos culturas, latina y anglosajona, absorbí lo mejor de ambas.


¿En qué momento comenzó tu interés por ser músico y cuál fue el primer instrumento que aprendiste a tocar? Por otra parte, ¿cuáles son tus artistas y géneros musicales favoritos?

La música fue algo que estuvo dentro de mí desde que nací. A los dos años mi hermana y yo empezamos clases de piano bajo la dirección de Emma Garmendia de Argentina, esposa de Efrain Paesky, dos grandes compositores y pianistas que ocuparon cargos de alto nivel. A la edad de seis años continúe mis estudios de piano por cuatro años más, bajo la dirección de una maestra rusa, Gerda Bregman.

Poco a poco empecé a componer y mi interés en otros instrumentos, así como mi interés en composiciones más intrincadas, se fue agrandando. Crecí oyendo vallenato, boleros, rock (indie, hard-rock, metal, punk, etc.) tangos y sambas, son algunos de mis géneros musicales favoritos. Pero no paro ahí. También me encanta el hip hop y el R&B.

El haber estado expuesto a toda clase de música me ayudó a abrir la mente y entender que todos los tipos de música -con sus distintos estilos y sonidos- son, de alguna manera, una clase de arte. Personalmente, artistas como Carlos Vives, Soda Stereo, Echo And the Bunnymen, Chopin, A Tribe Called Quest y Otis Redding, solamente por nombrar algunos, son los que encontrarías en mi iPod. Pero uno de los grupos más talentosos e interesantes - y que sigue siendo uno de mis favoritos - es Buena Vista Social Club.

Siguiendo con mis aventuras musicales, intenté mis habilidades con instrumentos como la guitarra flamenca, la guitarra eléctrica, el acordeón, la trompeta, el bajo, varios sintetizadores, todo tipo de percusiones, y otros instrumentos que me llamaron la atención. Siendo perfeccionista, me puse a estudiar con diligencia hasta que los conquisté. Pero eso no significa que no haya más que aprender. Y con esa mentalidad siempre he seguido adelante porque uno nunca puede pensar que es el mejor. Siempre va haber alguien que te superará en este mundo. El secreto es -aunque, de pronto, nunca lo conocerás- siempre pensar que existe. Así nunca dejarás de mejorar lo que Dios te ha dado.


Ingresaste a la banda de Morrissey a partir del “SWORDS TOUR” a fines de 2009. ¿Cómo fue que te contactaron y quién lo hizo? Previo a ese momento, ¿eras admirador de la obra de Moz tanto en The Smiths como solista?

Como productor de eventos en vivo, siempre estoy trabajando con gente que tiene algo que ver con todos los aspectos de la industria. En mi caso, yo trabajé con Lloyd Tripp, el técnico de guitarra durante quince años quien se retiró hace poco tiempo. Cuando él no estaba de gira con Moz, yo le contrataba para que me ayudara con mis producciones. Un día, había un piano donde estábamos trabajando y me senté y empecé a tocar. Lloyd dejó de hacer lo que estaba haciendo; me miró con toda su atención y dijo “You are really good ya know?” Le agradecí y la próxima vez que nos vimos me preguntó si quería posiblemente ser el tecladista de Morrissey. Me morí de risa pero él no. Con su cara estoica, me volvió a preguntar terminando con un “…seriously”. Claro que lo conocía a Morrissey y me encantaba su música, tenía todos los CDs de The Smiths y varios de él solista. Pero espera…un momento. Tenía que hablar con mi esposa que acababa de tener a nuestra primera hija, Kaia Helena. Estuve a punto de aceptar la oferta pero mis instintos paternales cambiaron mi decisión. No podía abandonar a mi hija y mi esposa…no todavía aunque fuera por Morrissey. Ni siquiera Jesucristo mismo me hubiera podido persuadir en esos momentos. Bueno, eso era para la gira de YEARS OF REFUSAL, pero Moz me sorprendió, me buscó nuevamente por segunda vez y me ofreció el puesto para el “SWORDS TOUR”. Lo acepté. Y aquí sigo adelante con el maestro Moz.


Hablando de shows, Morrissey dijo que Sudamérica 2012 fue el mejor tour de su vida. ¿Qué recuerdos tenés de aquellos maravillosos y pasionales conciertos en Chile, Argentina, Brasil, Perú y Colombia? ¿Alguna anécdota en particular que quieras compartir?

¡Viña Del Mar, Chile! Que concierto tan estupendo. La gente, el mar, la energía y todo ese ambiente. Fue un gran honor poder compartir el escenario con otros artistas increíbles de todas partes de Sudamérica y del mundo entero.

¡Argentina! Mi querida Argentina. Mendoza, Rosario, Córdoba, Buenos Aires. Cada concierto fue un placer. Los amigos que conocí y la energía que trajeron a cada uno de los shows fue algo único. No queríamos dejar de tocar. ¡Les digo a todos y continuaré diciendo que Argentina es - fácilmente - uno de los mejores lugares del mundo! Punto.

Perú: Jockey Club de Lima. Los gritos. La pasión. Tan leales. La única ciudad donde tocamos “Sheila Take a Bow” de The Smiths y todos se enloquecieron.

Brasil fue una energía completamente diferente. Como allí hablan portugués, para mí fue difícil sentir el mensaje completo. Sin embargo, eran puras sonrisas, abrazos, besos y regalos. Pura energía y vibras enriquecidas con amor y respeto. Nos trataron como reyes desde el principio del circuito brasilero.

En Sao Paulo sucedió algo cómico que recordaré para siempre. Pero antes quiero dar un prefacio de porqué Moz me pide que hable cada noche al final de nuestros conciertos. Como yo hablo español, en el primer concierto del tour Mexicano de 2011, en Monterrey, Morrissey me preguntó casualmente si quería decir algo, lo que sea, en su micrófono antes del bis. Simplemente dije algo así como “Les dijo que volverá… ¡y aquí está!”. Y ahí les pedí que gritaran por Morrissey; me acuerdo que los gritos de las 8000 personas en la audiencia casi nos pelan el cabello. Moz nunca esperó eso y me miró con ojos de asustado. Se quedó con la boca abierta. Bueno, de ahí en adelante, y en cada país de habla hispana él me pasa automáticamente el micrófono para agitar a la gente en su nombre. Cada concierto en México o Sudamérica terminamos de esa manera…con tremendos gritos para el señor.

Bueno, entonces en Sao Paulo, antes del bis, viene el asistente corriendo para decirme que Morrissey quería hablar conmigo. Corrí hacia su camerino, entré, y él me empieza a dictar una lista de cosas que quería que yo le dijera a sus fans brasileros. Yo soy una persona que me presto para ayudar en lo que sea, pero esta vez me quedé helado, con cara de asustado. El notó mi cara, dejó de hablar y me preguntó, “What, what’s wrong?”. Yo respondí, “I can’t!” El me miró y dijo, “What do you mean you can’t?” Le expliqué, “M, they speak portuguese here…”. Inmediatamente tiró sus manos en el aire y dijo “Oh dammit…that’s RIGHT!!!”.

Para reivindicarme, aprendí dos frases en portugués y en el próximo concierto en Brasil logré sacar nuevamente los gritos.

El niño Gus jugando con su pianito

Dejame decirte que WORLD PEACE IS NONE OF YOUR BUSINESS es un álbum estupendo: lleno de matices, experimentación y especialmente, con un aire "latino" en todos sus rincones. ¿Fue idea de Morrissey ir por esa dirección o simplemente es algo que se dio naturalmente?

Gracias Ale. Fue increíble poder construir algo como este álbum. Junto con la banda y Morrissey como capitán, no hubo nada que pudiera hundir este barco. 

El sonido latino no necesariamente fue idea de Morrissey. El aire latino llegó naturalmente a la superficie una vez que el productor y el resto de la banda vieron lo que yo podía contribuir. Eso les dio más ideas y dirección a las canciones, especialmente porque a Morrissey le encantó el sonido latino. Así que, aprobado por el jefe, seguimos en esa dirección. De ahí en adelante, nos dejó hacer lo que hacemos como músicos y WPINOYB creció con toques latinos por todos lados. Continuando, el álbum tomó una dirección más internacional. Varias canciones terminaron con mucho más sabor latino que en los demos. Agregamos más bongos y congas, castañuelas, trompetas mexicanas, acordeón, guitarra flamenca, ritmos latinos, montunos con el órgano y varias otras cosas que dejaron florecer el sonido de WPINOYB.  


Ahora que ya sos un compositor oficial de Morrissey, tras haber escrito la música de 3 canciones del nuevo disco...  ¿Qué se siente haber podido trabajar con uno de los mejores cantantes y letristas del mundo? ¿Le enviaste más demos de canciones tuyas para ser grabadas en un futuro?

Es un honor. Ya sé que es una respuesta típica y aburrida pero, ¿qué otras palabras hay honestamente? Para que alguien como Morrissey te acepte como amigo, músico, compositor y ahora familia - como explica en su Autobiografía - es lo máximo y uno de los mayores éxitos que uno puede lograr en esta vida. Todavía hay momentos que pienso, “¿Cómo sería si hubiera decidido tomar otro camino?” y hay momentos en que todavía me parece una irrealidad. Pero esos momentos pasan, y cada día me despierto agradecido porque estoy respirando y porque tengo una familia que me apoya en todo lo que hago; y sobre todo, porque tengo un jefe tan increíble que comparte su vida conmigo y me da oportunidades tan maravillosas. Seguiré adelante porque hay un punto en que todo cambiará y uno nunca sabe cuándo ese punto llegará. Así que seguiré sin reclamos y agradecido. 

Morrissey siempre está recibiendo mis últimas composiciones. Vamos a ver si las usa, porque uno nunca sabe hasta el último momento.


Morrissey habló muy bien sobre vos en su Autobiografía, y se nota que hay una excelente relación con todos los miembros de la banda. ¿Qué me podés contar sobre el Morrissey "normal” y de todos los días?

SI. Somos una familia. Hacemos música juntos, rumbeamos juntos, nos metemos en problemas juntos, y nos cuidamos cada uno del otro como hermanos. 

Morrissey es un genio. Cada correo electrónico que recibo es un poema. Me quedo leyendo cinco o seis veces hasta que se me pase la risa o hasta que los pueda descifrar. 

Tiene un excelente sentido del humor, es tan cómico. Las cosas que él dice espontáneamente te hacen reír hasta el punto de llorar.



Esta entrevista fue publicada originalmente en el #2 de TYPICAL MOZ e-zine, en septiembre de 2014: https://issuu.com/typical_moz/docs/typical_moz_e-zine__2

© Alejandro Kapacevich. Queda prohibida la reproducción total o parcial de la presente obra, sin previa autorización del autor y/o citando la presente fuente original.