Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11.02.15 | Especial 30 aniversario de MEAT IS MURDER (adelanto Typical Moz #3)



En el día de la fecha, 11 de Febrero de 2015, se cumplen exactamente 30 años desde el lanzamiento oficial en el Reino Unido del segundo álbum de estudio de The Smiths. 

Aquí dejamos un adelanto del especial que se publicará el próximo 2 de Marzo en el fanzine online TYPICAL MOZ (www.facebook.com/typicalmozezine). El especial completo de 12 páginas también se publicará en el blog subsidiario Archivo Smitheano.


30 años de MEAT IS MURDER
por Ale Kapacevich

- adelanto exclusivo de Typical Moz #3 -


Comenzar diciendo que el segundo disco de los Smiths es mi favorito de ellos, no es ninguna novedad. Seguramente sea un pensamiento que comparto con tantísima gente más. En mi caso, fue el primer CD que me compré de la banda, luego de haber pasado la primera prueba con los 2 volúmenes llamados BEST. Los compilados me dejaron con ganas de más: ahora quería ir conociendo cada uno de los álbumes de estudio de The Smiths. Ya desde su tapa me pareció estéticamente atractivo… preguntándome todo el tiempo cuál es el mensaje que quería transmitir. Bueno, para eso había que escuchar las canciones y prestar atención a las letras de Morrissey. Inmediatamente caí rendido a los encantos de una banda espectacular. La diversidad de géneros musicales que percibían mis oídos era enriquecedora, ya que me sirvió para ampliar mis propios gustos. Sin embargo, lo más impactante -para mí- terminó siendo la parte lírica. Cuando escuché la canción que da título al disco, comencé a entender que Moz se tomaba MUY enserio el asunto del vegetarianismo. Si bien para esa época ya no consumía carne, “Meat Is Murder” me sensibilizó aún más, al punto de llorar de impotencia y tristeza. Y admito que fueron muchas veces.

La violencia ejercida hacia los animales no era la única violencia de la que hablaba Morrissey a lo largo del álbum; también estaba la de las escuelas de Manchester, donde el adolescente Steven tuvo que soportar el maltrato y la extrema rigurosidad de los profesores y directores, cuestión que plasmó de una manera tan real y cruda en “The Headmaster Ritual”; e inclusive la del propio entorno hogareño (“Barbarism Begins At Home”) y aquella que sucedía en las calles de la ciudad (“Rusholme Ruffians”). Así y todo, había lugar para la denuncia social con “Nowhere Fast”, donde el cantante se burla por primera vez de la monarquía que tanto sigue despreciando. No nos olvidemos de los momentos más autobiográficos e introspectivos -extraordinarios por cierto- que se dan durante “That Joke Isn’t Funny Anymore” y “Well I Wonder”, ni tampoco del mayor uso de una narrativa en tercera persona (“What She Said”).

Puede que el segundo trabajo de los Smiths no sea la obra maestra aclamada por la crítica (ese lugar quedaría reservado para THE QUEEN IS DEAD), pero significó un gran crecimiento para el cuarteto. Primero, porque estaban más sólidos como banda tras girar continuamente por el Reino Unido y algunos países europeos; y segundo, porque decidieron producirse ellos mismos sin la necesidad de alguien qué les ordene lo que tenían qué hacer. Para aquél entonces The Smiths era un grupo que veía las cosas con mayor claridad, y ya tenía la confianza suficiente para asumir el riesgo de prescindir de los servicios John Porter -quien les produjo el álbum debut y los exitosos tres singles lanzados en 1984. Ayudó bastante el hecho de que, mientras trabajaron con el ex Roxy Music, Johnny Marr aprendió sobre las técnicas de grabación y mezcla … básicamente ahora sabía cómo grabar un disco. También contaron con el apoyo de Stephen Street como ingeniero de sonido. A Street lo habían conocido en las sesiones de grabación del single HEAVEN KNOWS I’M MISERABLE NOW, y ambas partes quedaron conformes con el resultado obtenido.

Algunas de las canciones que forman parte de MEAT IS MURDER tuvieron sus orígenes en 1983. Tal es el caso de “Barbarism Begins At Home”, estrenada en vivo en diciembre del mencionado año (en una versión temprana y con variaciones en la letra), y “The Headmaster Ritual. Parte de la música de esta última fue compuesta por Marr en la época de las sesiones con Troy Tate -durante la grabación del fallido primer disco. Otras ya se remontaban a un período más contemporáneo: “Nowhere Fast” y “Rusholme Ruffians” (en una versión más extensa y con guitarra eléctrica) habían sido grabadas en julio del 84, en los Jam Studios de Londres, durante la sesión del single WILLIAM, IT WAS REALLY NOTHING. Y ambas volvieron a registrarse, al mes siguiente, para una de las John Peel Sessions y fueron transmitidas por la BBC Radio. La versión de “Nowhere Fast” producida por John Porter iba a destinarse como futuro single, hecho que no terminó concretándose a pesar de que el semanario Melody Maker publicara que se lanzaría en noviembre. La canción quedó archivada.


Más allá de todos estos antecedentes, el resto de las canciones fueron arregladas y terminadas en octubre. Para ese mes, The Smiths tenían planeado embarcarse en su primer tour importante por EE.UU. Después de 3 conciertos en el Reino Unido a fines de septiembre (tomados como un calentamiento previo), las fechas norteamericanas fueron canceladas a último momento. Con una brecha inesperada en su calendario después de la cancelación de la gira por Estados Unidos, Morrissey y Marr aprovecharon la oportunidad para dedicarse a crear el -siempre difícil- segundo álbum. 

Eligieron Amazon Studios ubicado al norte de Inglaterra, más precisamente en las afueras de Liverpool. Durante todo ese año, los cuatros miembros vivieron en Londres … por lo cual se entiende que hayan querido escapar un poco de las distracciones de la capital y las presiones de Rough Trade -el sello discográfico independiente que los contrató. Pero en esos días The Smiths ya estaban tramando un regreso permanente a Manchester, por lo cual se alojaban temporalmente allí y se desplazaban todos los días ida y vuelta -del estudio al hotel- en una discreta limousine blanca Mercedes Benz. El estudio era bastante modesto y sin demasiadas pretensiones, tal es así que Stephen Street dijo que al principio le pareció “medio una basura”, porque estaba repleto de dificultades técnicas. Sin embargo, tanto el ingeniero como la banda se mostraron entusiastas y enérgicos, sincronizando a la perfección. Marr relató en una entrevista la importancia de Street: "Stephen fue absolutamente crucial durante el proceso. Él era exactamente la persona adecuada para nosotros porque era muy talentoso y, sobre todo, tenía casi la misma edad que nosotros. Carecía de gran experiencia por lo cual contaba con una trayectoria similar a la nuestra. Era un tipo muy simpático. No podríamos haber hecho el disco que hicimos sin él."

A pesar de que la mayor parte de MEAT IS MURDER fue registrado en Amazon, una sesión de sobregrabaciones tuvo lugar en Ridge Farm Studios en Surrey, a principios del mes de noviembre. Mientras tanto, el inquieto y prolífico Marr aprovechaba algunos momentos libres para componer y ensayar nuevo material: la inconclusa “I Misses You” y algunos bocetos instrumentales que luego se transformarían en “Never Had No One Ever”. Hacia mediados de diciembre el álbum terminó de mezclarse en Londres y estaba listo para ser editado.

Apenas comenzó el segundo mes de 1985, Rough Trade tomó la decisión de lanzar “How Soon Is Now?” como single. Recordemos que dicha canción había sido uno de los lados b de WILLIAM, IT WAS REALLY NOTHING. Si bien alcanzó el puesto 24 en los charts del Reino Unido, este tema no constituía ningún adelanto del nuevo LP, muy pronto a editarse. La única novedad -además del instrumental llamado “Oscillate Wildly”- era la hermosa “Well I Wonder”, que con su increíble música, una letra triste y un registro vocal desgarrador conquistó el corazón de muchos fans … y eso que, hasta el momento, la canción nunca fue interpretada en vivo. Finalmente MEAT IS MURDER salió a la venta en el Reino Unido el lunes 11 de febrero, en el formato de vinilo de 12 pulgadas. Enseguida se ubicó en la posición más alta del UK albums chart, desplazando a BORN IN THE USA de Bruce Springteen. Ese fue el mayor logró comercial que alcanzaron los Smiths mientras estuvieron con vida. Morrissey afirmó con orgullo que había sido su intención “causar un gran malestar" en las listas de éxitos. Si miramos con atención el arte de tapa, también lo podemos considerar como una declaración de guerra, usándose una imagen repetida 4 veces de un soldado desconocido extraída del documental “In The Year Of The Pig”. Como detalle de color, hay que aclarar que el casco originalmente llevaba inscripta la irónica frase 'Make Love Not War'. 

Ciertamente MEAT IS MURDER es el disco más directo y político de The Smiths, pero también es el más intenso y heterogéneo a nivel musical: Johnny Marr demostró con elegancia y maestría el gran abanico de influencias a la hora de componer, sin resignar su característica impronta, ganándose así un lugar entre los mejores guitarristas de su generación. Si tenemos que rastrear estilos, hay un poco de todo: pop, rockabilly, post-punk, baladas melodramáticas y funk, pero con la dosis de frescura y originalidad necesaria para generar interés en el oyente. A pesar de utilizar una instrumentación básica, los Smiths no eran improvisados… muy por el contrario, sonaban fuerte y ajustadísimos. Tenían el plan ideal para conquistar el mundo del pop. Y realmente iban por buen camino.
Com