Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

25.02.09 | Crítica de YOR en diario Clarín

En el día de ayer, en el suplemento Espectáculos del diario Clarín de Argentina, se publicó una crítica del último disco de Moz escrita por Pablo Schanton. El puntaje que le dio fue alto: 4 sobre 5!!!

A continuación le dejamos la crítica tal cual salió en el diario:
PD: gracias a la usuaria Carrie_Moz que la publicó en el foro Morrissey Argentina (http://www.morrisseyargentina.com.ar/) y así nos enteramos.


CADA DÍA CANTA MEJOR
En su noveno álbum solista, el ex The Smiths demuestra que su banda puede rockear y él, cantar como nunca.

¿BURLA A RICKY MARTIN? EN "AÑOS DE NEGATIVA", EL BRITANICO SE MUESTRA CON EL BEBE DE UNO DE SUS ASISTENTES EN PLAN "PAPA SOLTERO" (ALGO QUE YA HABIAN HECHO LOS PET SHOP BOYS). EL GUITARRISTA JEFF BECK Y CHRISSIE HYNDE (PRETENDERS) FIGURAN COMO MUSICOS INVITADOS.

No más walkmans derretidos en la hoguera de Juana de Arco. Ni camiones de 10 toneladas frenando mal. O una bomba atómica uniendo a los separados. No más humor para referirse a la muerte en primera persona como en los días de The Smiths, ahora que Morrissey ya pisa los 50 y edita su noveno álbum solista.

Aquella madre a la que le cantaba en la eterna I Know It's Over (85), le cambia un rato el lugar de vocativo al Jesús/ Lord/ God de los últimos años, para que Mama Lay Softly on the Riverbed imagine un abrazo final, antes de que madre e hijo bajen a tierra en un cementerio. "Dejame vivir antes de morir" y "Vas a extrañarme cuando no esté" son versos esperables en la lírica morrisseyana, donde el amor no triunfa jamás ("Estuve perdiendo mi tiempo/ rogando por un amor/ que nunca llega de alguien/ que no existe", canta en That's How People Grow Up, como si lo suyo fuera una sola y larga canción de despecho). Pero en You Were Good in Your Time, la despedida a un ídolo en decadencia huele a una irónica auto-piedad: "¿Sos consciente, estés dónde estés,/ de que acabás de morir?" Nunca oímos tantos "I die" (me muero) en un disco suyo, como el de One Day Goodbye Will Be Farewell ("Algún día el Adiós será para siempre").

Okey, el álbum anterior, el orquestal Ringleader of Tormentors (06), contenía You Have Killed Me, pero ahí il morto chi parla era uno que había descubierto tardíamente las bondades de la sexualidad antes de ser asesinado como Pasolini. Tras mostrar su trasero en el booklet de Greatest Hits (08), Moz pasó de mostrarse "inmoral" a verse mortal.

Pero esta vez, a nivel musical, mandó a rockear a su banda en lo que sería una puesta al día del power pop y el glam hard rock de Your Arsenal (92), volviendo a convocar al productor Jerry Finn (Blink-182, Sum 41), a quien le debe su resurrección en You Are the Quarry (04). Pero si Finn se especializa en registrar la "urgencia teen", para el maduro Morrissey elige una ansiedad marcial, a puro redoble, y con un subtexto permanente de flamenco-mariachi tomado de la banda Love. Lo de la ansiedad tiene su peso si consideramos que en Something Is Squeezing My Skull, el británico enumera los Diazepam y Tamazepan de su botiquín... You Were Good in your Time al menos baja un cambio para una balada con esa "eurodecadencia" tan Bowie/Roxy 73, que lo consagra como crooner.

Tras The Smiths, la carrera de Morrissey fue un casting infatigable de co-equipers, y el nuevo Johnny Marr aún no apareció. Pero escucharlo cantar hoy, con tanta seguridad en las notas altas (no falsetes), mientras su grupo saca chispas, nos ayuda a olvidar ciertos yeites de su retórica.

FUENTE: http://www.clarin.com/